Quemaduras.

Una quemadura grave puede llegar a provocar la muerte de cualquier animal, al igual que sucede con las personas. En el caso de las mascotas, me gustaría centrarme en las que pueden afectar a perros y gatos. Ambos suelen sufrir este tipo de lesiones a causa de un accidente doméstico, como puede ser el derrame de aceite o agua hirviendo sobre ellos. Si eso sucede, hay que actuar de inmediato para que no vaya a mayores.
 
Hay varios pasos a seguir tanto para los gatos como para los perros, y tan importante o más que su posterior tratamiento es la prevención, así habrá menos posibilidades de que sufran quemaduras. Sigue leyendo y no solo te contaré cómo actuar ante quemaduras sino también cuáles son las causas más frecuentes para que puedas evitarlas y tu mascota esté a salvo todo lo posible.
 
Cómo curar quemaduras en perros y gatos
 

Quemaduras

Dentro de las principales causas están las quemaduras térmicas:

-Calor directo; estufas, radiadores, mantas eléctricos, llama; fogatas, fuegos artificiales etc.

- Las quemaduras eléctricas por mordeduras de cables eléctricos u otros dispositivos de iluminación

- las quemaduras químicas por ácidos, álcalis, solventes destilados del petróleo, gasolina, trementina,kerosene o alquitrán caliente

 

Bajar la temperatura: si por negligencia o mala fortuna nuestra mascota se ve expuesta a una quemadura, lo primero que debemos hacer es llamar a un Médico Veterinario y escuchar sus indicaciones mientras la mascota es trasladada a una clínica. Algunas recomendaciones generales podrían ser tratar de bajar la temperatura en la zona afectada, ya que reducirla es fundamental para que ésta se pueda curar bien, para lo cual se recomienda utilizar agua fría fresca o suero fisiológico. Dependiendo de si la quemadura se produjo por una sustancia corrosiva, el Médico Veterinario recomendará limpiar la zona afectada, por lo que siempre es importante llamar primero al especialista antes de proceder con cualquier primer auxilio. En caso de emergencia es importante nunca dar agua vía oral a las mascotas que puedan estar con algún compromiso de conciencia o incluso estar inconscientes; solo si el perro está totalmente alerta es posible darle agua fresca para mejorar su hidratación, mientras se deriva al hospital o clínica veterinaria.

Cubrir la quemadura: una vez reducida la temperatura se debe cubrir la zona afectada con una gasa estéril con suero fisiológico, pero sin hacer presión. Hay que tener en consideración que una quemadura puede provocar en la mascota síntomas como fiebre, deshidratación o enrojecimiento de la piel. Las quemaduras más frecuentes, que encontraremos en casos de incendio, son quemaduras de almohadillas, ya que ellas al escapar pueden pisar terreno con brasas escondidas. En el caso de los gatos al escaparse con los techos tienen mayor riesgo a quemar sus extremidades.

Alimentación: Royal Canin cuenta con un alimento húmedo llamado Recovery que ayuda en la recuperación y convalecencia. Se puede dar directamente y si el médico veterinario lo requiere también se puede suministrar por sonda sin necesidad de diluir y al ser alimento húmedo ayuda a la hidratación.

Consulta Veterinaria: Finalmente, es vital llevar al perrito o gatito al Médico Veterinario. Sólo él podrá determinar la gravedad de la quemadura y entregar el tratamiento adecuado para cada caso en particular. Realizar un examen clínico completo también permitirá verificar si existen quemaduras internas de sus vías respiratorias, las que no necesariamente presentar signos visibles. Al igual que en humanos, las quemaduras son muy dolorosas y largas de curar, por lo que debes seguir al pie de la letra las recomendaciones del especialista.

En el caso de situaciones de emergencia similares a la vivida en Valparaíso, se debe cuidar que las mascotas no caminen sobre escombros, ya que pueden sufrir lesiones como cortes.

Con gatos y perros domesticados con vida interior, hay que tener un especial cuidado ya que si se escapan lo más probable es que se escondan en la casa más cercana. Las mascotas que viven al interior del hogar actúan de forma diferente que los perros y gatos callejeros.

"El Médico Veterinario es el profesional más idóneo al momento de recomendar un tratamiento de recuperación de quemaduras en mascotas. La consulta oportuna siempre será la mejor medida para evitar consecuencias mayores, sea cual sea el origen de la quemadura de nuestra mascota", concluyó Francisca Montero, Médico Veterinario de Royal Canin.

Kit de primeros auxilios para mascotas:

- Gasa
- Suero fisiológico
- Tijeras
- Pinzas
- Guantes látex
- Bozal
- Cinta adhesiva médica

 

IMPACTO DE LAS QUEMADURAS EN EL ORGANISMO EFECTOS LOCALES:

Se altera la permeabilidad del endotelio capilar, lo que produce salida de agua y proteínas corporales en el sitio de la quemadura.

La fase más rápida de pérdida de líquido, ocurre dentro de las primeras 6-8 hrs y puede continuar durante los siguientes 4 días post accidente.

Las pérdidas por evaporación pueden estimarse como de 1 ml /kg de peso corporal por el porcentaje de área quemada.
Las pérdidas de agua llevan rápidamente al desarrollo de hemoconcentración, y si las pérdidas de agua continúan, puede ocurrir shock hipovolémico.

El riesgo de shock es muy alto si está afectado por la quemadura más del 15% de la superficie del cuerpo.

Cuando está comprometido más del 50% de la superficie corporal, la mortalidad es cercana al 98%. A nivel celular, el efecto principal y patológico es que las células, pierden potasio, ganan sodio, hidrógeno y agua en gran cantidad.